Yaoi Love


Los secretos del amor solo los guarda el corazon
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 4:40 pm

-¿Cómo siquiera puedes pensar en que me voy a estrellar? Ésto es fácil de utilizar, además... sólo recurriré a la velocidad. -encendió el motor, emocionado de que por primera vez utilizaría una motocicleta ajena así que había cierta responsabilidad de por medio.

Antes de arrancarse, tocó la mano de su amigo y la reafirmó a su cuerpo -Si te sueltas, mueres. Así que pégate más a mí. -le indicó al menor, porque por su seguridad, tendría que hacerlo, era cuestión de lógica.

Emprendió el camino sin ningún problema, e incluso en las curvas, no tuvo ningún percance. Estaba totalmente complacido consigo mismo por no cometer ningún error y sobretodo por dominar algo que apenas había agarrado.

Aprovechándose tantito de la confianza que le había sido otorgada empezó a dar con otro rumbo, o mejor dicho, con el lugar que tenía pensado. -Oye, vamos a hacer una parada. -agregó teniendo el viento en su cara, la velocidad en la motocicleta, y una sonrisa amplia a su rostro.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 5:02 pm

Ligeramente sonrojado me apegué a un más al cuerpo de Reiji para enseguida sentir el arranque de la motocicleta la cual cedió fácilmente ante el manejo del chico, que emprendió el camino con habilidad, algo que me sorprendió en primera estancia pero que después lo tomé con total naturalidad e incluso me relajé bastante sabiendo que mi motocicleta asi como mi seguridad sobre ella estaba en buenas manos.

Reí un poco y me acomodé mejor disfrutando el ir ahora en la parte de atrás ya que no era algo que hiciera con frecuencia, sentía la velocidad a la que íbamos, suave y constante, sin problema alguno, el viento chocaba en mi piel erizándola ligeramente pero no logró borrar la sonrisa de mis labios ni la felicidad que sentía por simplemente estar disfrutando asi por un pequeño momento lo increible que en algunas ocasiones era vivir.

Me incliné ligeramente para mirar por sobre el hombro de Reiji percatándome ahora que habíamos tomado otro camino justo al tiempo que él me daba aviso –Tan pronto y ya intentas secuestrarme que mal- dije en broma reacomodándome para no caer, dejando que condujera a sus anchas pero sin dejar de preguntarme hacia dónde íbamos y que planeaba el chico.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 5:30 pm

-Te aseguro que no tendría que secuestrarte, tú vendrías a mí encantado -le regresó la broma. Empezó a acelerar un poco más, porque sentía que la velocidad no era el fuerte de la motocicleta pero en fin... al menos así no irían a pie. Se resigno tan sólo un poquito, de no haber traido su auto, porque para bien o mal, los del lugar lo reconocerían y pues... digamos que sería un poco vergonzoso ir así, como vil estudiante. Sinceramente no le iba esa imagen, o al menos, no le gustaba para nada.

Gracias a su velocidad y constancia, llegaron al lugar muy pronto: Era una plaza donde vendían todo tipo de cosas, desde comida, hasta refacciones de autos. Y al parecer, cada día iba creciendo más y más. Claro, había un concentrado de gente innumerable pero era el pequeño precio que tenía que pagar si quería ir de etiqueta, como correspondía.

La fachada de la plaza realmente no era importante. Donde realmente quería ir era "ese lugar".

Aparcó la motocicleta y luego apagó su motor. Volteó de nuevo el rostro y con su sonrisa tan característica se hizo de las palabras: -Vamos de compras, pequeño -dijo sin la intención de molestarlo, sino por el contrario, tratando de mostrarle su cariño.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 6:17 pm

Lo miré mal aunque sabía que no podía notarlo, ¿Por qué siempre buscaba darle vuelta mis palabras?, suspiré y noté como aumentaba la velocidad, estaba por decirle como hacer que fuera más rápido pero al final opté por callar pues era un momento sumamente agradable y quería seguir disfrutándolo, además que ahora no nos veíamos tan extraños como la primera vez. Después de un rato el chico se detuvo y me quité el casco para mirar mejor el lugar en donde estábamos, una plaza algo amplia y con varias personas, lo miré confundido ¿Qué se suponía que íbamos a hacer? había pensado en varios lugares pero debía admitir que una plaza habría sido uno de los últimos debido a que era sumamente concurrido.

-¿Qué?- pregunté aun más sorprendido que antes y casi boquiabierto, realmente no me esperaba algo así, aunque interiormente sonreí al notar que ahora me llamado pequeño de manera cariñosa, bajé de la motocicleta después de él y tras dejar el casco asegurado al igual que el vehículo miré a Reiji dispuesto a seguirlo para entrar al lugar.

-Mmm… supongo que tendrás un buen motivo así que me parece bien- dije sonriendo tras la primera impresión, después de todo ir de compras era algo normal ¿No? todos los jóvenes lo hacían ¿Verdad? negué con la cabeza dejando de preocuparme y tomé su mano –Vamos entonces, guíame -
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 7:27 pm

-¿No era tu Onii-san? -giró el rostro para verlo con media sonrisa en el rostro, gustoso de ser llamado de esa forma, auqnue todavía no terminaba de acostumbrarse, como lo había pensado anteriormente, su pequeño corazón le rogaba por pertenercer a algo, por tener una familia acogedora, que al llegar de algún lugar estuviera esperándole. Sí. Sería tan maravilloso volver a tener una familia... pero deseos, son deseos así que inmediatamente se deshizo del pensamiento, porque quizá estaba llendo demasiado lejos.

-Y claro, eso pretendo hacer. -caminó tan sólo unos pasos por delante de Shinn, ignorando a cualquier persona del camino, incluso a los vendedores que están en los pasillos. Tenía en mente el lugar y sólo eso. Verderamente no era lejos y como ya había entrado muchas veces antes a esa tienda, donde vendían ropa de etiqueta para hombres. Quizá, no con el mejor nombre, pero bien que la reconocía.

Cuando se ubicó enfrente de ella, se detuvo y exclamó: -Aquí es. -Elevó un poco su mirada y en un letrero con colores madera resaltando en la pintura color crema; se leía un perfecto "The Dice" y qué irónico, porque sus trajes no costaban para nada 10 centavos [Dice (Dais) = moneda de 10 centavos XD]. Tenía, como cualquier otro tipo de tienda, unos cristales enormes, mostrando sus numerosos modelos. -Sigue actuando, hoy eres mi pequeño hermano. -susurró y esperó que entendiera sus palabras. Soltó su mano sin mucha intención y se adentró primero a la tienda.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 8:39 pm

Le sonreí con ternura ya que por un momento llegué a pensar que le había molestado que lo llamara si pero al parecer no así que asentí con la cabeza levemente dispuesto a llamarlo así ya que me agradaba bastante, me hacía sentir parte de algo que sentía perdido de hacia ya tanto tiempo que ahora me resultaba extraño y cálido al mismo tiempo, cerré los ojos perdiéndome en algún recuerdo por algunos segundos y guardando los nuevos recuerdos en mi mente, entre ellos esa sensación.

Me dejé guiar con una sonrisa mirando los demás locales, tiendas y gente que pasaba por ahí con curiosidad como siempre hasta que finalmente nos detuvimos frente a una de las tiendas, miré el letrero y después los ventanales de la tienda que mostraban algunos trajes, ¿Era eso? ¿Íbamos a comprar un traje? una vez más lo miré con ligera confusión.

-Reiji ¿Qué….- dejé incompleta la frase y lo escuché atento asintiendo con la cabeza ligeramente y siguiéndolo dentro de la tienda de nuevo en esa actitud de hermano pequeño aunque ahora se veía mas creíble debido a ese toque de sorpresa y tierna confusion en mi rostro que era completamente sincero.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 10:44 pm

De inmediato un vendedor vestido totalmente elegante se les acercó y preguntó con total amabilidad y calidez y fue un tanto extraño, es decir, ¿qué persona ahora es así, amable y cálida? Pronunció un: -¿Puedo ayudarlos en algo? ¿Buscaban un modelo en particular?

-Muchas gracias. Sí y no. Lo que necesito son dos trajes: uno para mi hermano y otro para mí pero el modelo... pues.. espero que usted pueda ayudarnos con eso. Hmm... él es un poco más bajito que yo, pero estoy seguro de que comprende nuestras complexiones ¿no? -habló con un tono más tranquilo de lo normal, más amable y por supuesto más pausado.

El empleado asintió, gustoso de tener un cliente, así que fue en busca de lo que le había solicitado. Por su parte, al encontrarse solo con Shinn, lo tomó de la mano y lo guió por unos estantes cargados de modelos: unos color negro profundo, otros con tonos azules, incluso unos grises que no parecían ser para nada baratos. Había estantes llenos de corbatas, de camisas... -Ésta tienda sí que lo tiene todo. Así que... intenta escoger algo que te guste. Pero primero esperemos a que nos traiga unos modelos.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Sáb Ago 06, 2011 11:38 pm

Miré al vendedor con una sonrisa algo tímida era una persona bastante elegante, claro no era que jamás hubiera visto a alguien así vestido, no, lo que sorprendida era esa amabilidad que presentaba, la mayoría de las personas que yo conocía y que se vestían de esa manera no tenían ni pizca de amabilidad. Reiji de inmediato le contesto y si me había sorprendido por la amabilidad del hombre de la tienda, ahora estaba aun más impactado con el tono de voz utilizado por el chico, calmado y bastante cordial, lo miré con algo de sonrojo al ser presentando como su hermano y desvié la mirada a otro lado de la tienda dejando a ambos hablar tranquilos.

La mano en la mía llamó mi atención de nuevo y como todo buen hermanito me deje guiar mirando con notable encanto los bonitos y elegantes modelos que había en los aparadores asintiendo a lo que me decía Reiji, solo una vez había utilizado un traje pero nunca alguno tan elegante, y seguramente caro, como todos los que había en la tienda, que eran azules, grises, negros blancos, con rayas en fin incontable cantidad.

Suspire –Esto será difícil- murmuré
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Ago 07, 2011 1:13 pm

-No es díficil, Shinn. La cosa es ver si alguno te agrada. -comentó para después soltarlo e ir con el vendedor que traía varios modelos ya. Vaya qué eficencia. Se acercó lo suficiente a él y tomó los modelos que le ofrecía sin hablar directamente, sólo mostrándole una corta pero sincera sonrisa. Éste se retiró no sin antes indicarle donde estaban los probadores a lo que volvió a llamar a su acompañante, era hora del show y bueno... estaba un poquito divertido de qué tanto jaleo haría el otro.

-Shinn, ven. -lo llamó al tiempo que él se dirigía a los probadores perfectamente iluminados y por supuesto, con varias cabinas para cada uno. Una vez que lo tuvo de cerca le entregó los 3 modelos que el vendedor le había sugerido y con una sonrisa, totalmente despreocupado le dijo de nuevo: -Pruebatelos. Es un clásico: camisa blanca y el traje negro. Otro es igualmente negro pero sus cortes son más rectos, la camisa es gris. Y por último, éste azul con unas líneas negras que lo hace ver más... -se calló y sólo se lo entregó.- Si no te gustan, puedes decirle al vendedor que te los cambie, yo por mi parte, me probaré éste...

Se adentró a la pequeña cabina y de los trajes que le había sugerido sólo tomó uno; era muy parecido al que solía usar en sus tiempos de... bueno... en su pasado. Su vestimenta se componía de un toxito de color gris, tirandole al negro. Y su camisa, ésa sí era completamente negra, pero era de una textura diferente, suave y cálida a la vez. Una vez listo (según él) salió de la pequeña cabina y se miró al espejo, completamente satisfecho.

Y ya él listo, se acercó a donde había dejado a Shinn, y abrió la cortina sin más.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Ago 07, 2011 4:11 pm

-Claro- murmuré en voz baja cuando el chico se alejó y me dispuse a caminar un poco por la tienda observando a detalle los trajes que había notando las diferencias y a su vez tratando, en algunos de los, de visualizarme, imaginar cómo me vería con uno de esos trajes tan elegantes, ¿Pero qué demonios planeaba el chico? no lo sabía o por lo menos no completamente, suspiré aun mirando, todos me parecían agradables, o al menos la mayoría de ellos.

La voz de Reiji llamó mi atención, me giré y lo miré sonriendo –Si- respondí mientras me encaminaba hacia donde él estaba, dirigiéndose a los probadores que como el resto de la tienda eran casi perfectos y elegantes, tomé los trajes que me ofrecía mirándolos mientras me los describía, asentí con la cabeza y lo miré adentrarse a su propia cabina, me quedé ahí parado por algunos segundos hasta que finalmente me decidí a hacer lo mismo.

Dejé los trajes en el lugar dispuesto para eso y comencé a desvestirme para probarlos en el orden en el que me los había entregado, siendo el primero negro con la camisa blanca, me puse el pantalón y quedé sorprendido ya que el vendedor había dado exacto con mi talla estaba terminando de cerrarlo para ponerme la camisa cuando escuché el ruido de la cortina al abrirse -¡Reiji!- dije sorprendido al tiempo que lo miraba mal –Onii-san ¿Estás loco? sal de aquí- reclamé sonrojado con el pantalón aun abierto y cubriéndome el torso -¿Qué acaso no pu…- callé de pronto recorriéndolo con la mirada, notado como ese traje se ajustaba a su cuerpo y a su mirada perfectamente, lo cual solo me hizo sonrojarme aun más.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Ago 07, 2011 4:28 pm

-Joh... mírate. Definitivamente doy por odiado el uniforme... Cómo me tientas a hacer incesto. -dijo parte en broma, parte en verdad. Con el rostro todo rojo, esa pose, intentando cubrirse sin lograrlo, lucía como una chica, sí... y hasta su ingenuidad, su vergüenza le parecieron lindas. Todo en Shinn era lindo, pero...

Se adentró a la cabina y cerró la cortina, quedando en un espacio más corto debido a su presencia. Retiró las manos de su cuerpo y se las puso a los lados para que lo dejara acomodarle la camisa: -Eres un completo desastre. -agregó, divertido por la situación. Comenzó a abotonar cada uno de los pequeños adornos que hacían que la prenda se cerrase y se ajustase perfectamente al cuerpo de su "hermanito". -Es un clásico después de todo... -sonrió mas no supo si por haber pensado "aquello" de tal forma, o porque verdaderamente se sentía feliz de que estuviera compartiendo otro momento con su amigo.

-Oh.. me olvidaba de ésto. -miró hacia su pantalón, un poco desaliñado, se tomó la molestia (hmmm quizá) de introducir la camisa dentro de éste y de abotonar y subir el zipper del pantalón tan negro como la noche sin luna y estrellas. Y de nueva cuenta, acercó su rostro al del otro, tomándolo por el mentón, obligandolo a hacerle frente -¿Te gusta? -su tono, sin notarlo era más ronco y casi inaudible por lo mismo.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Ago 07, 2011 5:31 pm

Su comentario sus endemoniados comentarios, no creía poder sonrojarme aun más, retrocedí un par pasos ligeramente nervioso sin poder pronunciar palabra cuando cerró la cortina quedando ambos en la misma cabina que ahora me parecía sumamente pequeña.

–No… espera yo puedo solo…- murmuré pero tan solo atiné a dirigirle una mala mirada que desapareció segundos después cuando quedándome quieto dejé que me acomodara la camisa mientras mi pecho subía y bajaba un poco debido a mi respiración a su vez que mi piel se erizaba ligeramente al sentir como sus manos frías rozaban suavemente.

-No soy un desastre- me quejé pero miré esa sonrisa tan sincera que una vez más olvidé mi molestia, bajé mi vista hasta sus manos que ahora estaban en mi pantalón y aguanté por un momento la respiración, nervioso y sonrojado, lo miré cuando me obligó a hacerlo, fijando mis ojos en los de él, perdiéndome en ellos un poco y en el tono de su voz –Si…- respondí en un sutil y cálido susurro subiendo mis manos a su pecho lentamente.

Me quedé así, frente a él, perdido en sus ojos y en su cercanía por algunos minutos que me parecieron eternos… abrí los ojos sorprendido y sonrojándome con violencia me separé un poco dando un paso hacia atrás chocando con la pared –pervertido- le dije con una sonrisa y me incliné ligeramente para alcanzar su oído –Te dije que no te iba a ser fácil Onii-san- bromeé con voz suave y sugestiva para enseguida darle la espalda -¿Crees que deba probarme los demás?- le pregunté con tal de esconder mi pena por lo que habia dicho.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Mar Ago 09, 2011 9:00 pm

Sí era un desastre, aún si lo negaba. Y no tendría porqué hacerlo, es decir, no lo juzgaría, tal vez sólo se divertiría con ello pero nada pasado de la raya. Sonrió ampliamente cuando su queridísimo compañero se perdió en su mirada y no retiró el rostro sino por el contrario, duró así varios minutos. No pensó nada malo siquiera, sólo disfrutó de aquello, quizá estaba teniendo una batalla interior así que prefirió callarse.

-Como tu Onii-san... seré el único que tenga el privilegio de tocar tu cuerpo ¿no es así? -bromeó, pecaminosamente, y es que vamos, hasta parecía que tenía en el rostro un letrero que decía "Veeen! provocame!!!"; ciertamente era díficil de negarse a hacerlo, aunque a veces sentía que se le pasaba la mano, igual no dejaba de bromear, provocar y molestar al pequeño.

Aprovechó su "cobardía" (darle la espalda) y se inclinó a susurrar en su oído: -Y a tu pregunta, creo que no, así te ves bien. -terminó con un "hmmm" y media sonrisa que no pudieron ser visibles por el otro y decidió salirse de la cabina porque empezaba a sentir el calor producido por dos cuerpos y un tan pequeño espacio. El bochorno no era el sentir más bonito que podía captar.

-Encuentrame en la caja. Ah, y quédate así. No quiero que luzcas ese horrible uniforme cuando estés conmigo. -cerró la cortina después de salir y se reflejó una vez más en el espejo, desistiendo de su corbata, quitándole un poco de formalidad (y edad) a su imagen.

Se adentró una vez más a su cabina y recogió su horrendo uniforme, lo dobló rápidamente y se dirigió hacia el vendedor, la caja como había prometido. Habló unos minutos con él mientras esperaba a Shinn, aprovechándose también de su ausencia para pagar de una forma "secreta" por los trajes.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Miér Ago 10, 2011 5:44 pm

Me sonrojé aun más por sus últimas palabras y por ese curioso sonido que surgió de sus labios haciendo a la vez una mueca de molestia por dejarme envolver en su juego y corresponderle con las bromas, sin embargo en el fondo no me molestaba tanto, me agradaba y me sorprendía que nos tratáramos con tal familiaridad cuando recién nos conocíamos, me resultaba fabuloso haber encontrado a alguien que a pesar de sus bromas pudiera entenderme a la perfección.

Suspiré aliviado al notar que salía y que el calor se reducía considerablemente, riendo discretamente y mirando el uniforme, si bien no era hermoso tampoco era tan horrible como lo hacía parecer el chico, doblé mis prendas con cuidado y ordenadamente, algunas veces llegaba a ser algo perfeccionista, para enseguida mover la cortina y salir encontrándome frente al espejo en el cual vi reflejada mis mejillas aun algo sonrosadas y la sorpresa, me veía bien, diferente pero bien, sonreí ampliamente e incluso con algo de vanidad ya que a pesar de ser un “clásico” como me había mencionado Reiji parecía que estaba diseñado para mí.

Tras mirarme tan solo un poco más disfrutando secretamente de hacerlo me encaminé hacia a las cajas para encontrarme con Reiji a quien de nuevo recorrí con la mirada aunque más discretamente que la primera vez, me coloqué junto a él aun sonriéndole –Listo- le dije mientras recordaba si había traído conmigo el efectivo suficiente o mínimo una tarjeta despues de todo debiamos pagar por los trajes..
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Miér Ago 10, 2011 11:58 pm

Su voz resonando en la estancia captó su atención instantáneamente. Giró el rostro y una vez más pudo captarlo vívidamente. Sonrió por completo, incluso mostrando sus dientes en el acto. -Miren quién se aparece por fin. -incluso el vendedor le dirigió una sonrisa y éste dió un pequeño resoplido, totalmente complacido por su buena elección.

-Entonces vámonos. Todavía faltan los zapatos, peque. -agregó asintiéndo ligeramente con la cabeza. Dirigió su mirada al vendedor con quien había tenido un acuerdo anteriormente y (hablando de éste) terminó en un apretón de manos y una mirada íntima, guardando un secreto por completo. -Muchas gracias, nos ayudó bastante. -le dijo al vendedor quien con una risa ingenua y agradable se despidió de ellos dos no sin antes tomar las prendas (uniformes, totamente horribles) y guardarlos en una bolsa, como si esos fueran los trajes... qué absurdo, pero en fin. Terminó de despedirse de él y tomó a Shinn de una mano, guiándolo con rápidez a la salida.

Ojalá Shinn no le hiciera preguntas sobre ello, ya que, después de todo él era fanático de esa tienda, incluso a pesar del poco tiempo que llevaba establecido en la ciudad.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Ago 15, 2011 5:58 pm

Me sonrojé un poco al sentir sobre mí no solo la mirada de Reiji si no también la vendedor quien de hecho también sonreía, respiré profundamente varias veces y traté de no pensar en eso pues solo iba a lograr enrojecer mi cara aun más y de paso molestarme al tratar de entender como de tantas personas a las que me había enfrentado y conocido, era Reiji quien podía sacar a relucir esa parte de mi de una manera tan fácil.

Miré a los dos hombres y enarqué una ceja ¿En verdad ya nos íbamos? ¿Qué no debíamos primero pagar los trajes? ¿Acaso Reiji los había costeado por cuenta? ¿Y esa mirada de complicidad qué?, llevé una mano a mi cabeza, eran demasiadas preguntas tan solo por una simple acción aunque me aseguraría de que me fueran contestadas, no planeaba dejar que Reiji se saliera con la suya sin darme explicaciones.

Tomé la bolsa y agradecí al vendedor con una cálida sonrisa y una pequeña reverencia al tiempo que seguía a mi Onii-san, o más bien me dejaba arrastrar por él, fuera de la tienda –Así que ahora vamos por zapatos- le dije sonriendo -¿Qué sigue después armas?- bromeé un poco aunque no dudaba ni en lo más minimo que el chico conociera un ecelente lugar en donde poder adquirir tales obsjetos
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Ago 15, 2011 10:21 pm

-¿O acaso pensabas que íbamos a andar con trajes y éstas cosas? -dirigió su mirada a los zapatos de ambos, totalmente incrédulo de que siquiera se hubo atrevido a preguntarle tal cosa. ¿O es que él era el único que quería lucir presentable para la ocasión? ¿O el único que le había puesto muchísima importancia a la cena que le prometió? Y sobretodo... esa carrera pues al final del día ese era el plan.

Y joder, qué día. En tan poquito tiempo y ya que tantas cosas habían sucedido. Estaba agradecido por no estar o sentirse cansado de que creó adrenalina, lágrimas, risas, bromas... de todo.. en un día pasó infinitas cosas con ese chico que ahora le llamaba "Onii-san". Y joder, qué tantas más faltaban, sí, todavía quería permanecer a su lado durante un largo y placentero tiempo.

-No te quejes. ¿Quién te ha hecho pasar por éstas cosas en un solo día? -volteó a verle, y acortó la distancia entre los dos, abrazándolo con un brazo y depositando ligeramente un beso en su cabello ganándose un montón de miradas sobre los dos... vaya error; segundos después se separó de él, totalmente extrañado por lo que acababa de hacer, por las miradas curiosas, y por la confusión que lo invadió en un momento casi efímero, y es que.. es decir... ¿qué demonios fue eso? -Hm.. lo siento. -se disculpó por el atrevimiento, ya que, de alguna forma, era como si fuera más que su amigo, y había dos vertientes: una pareja, o un hermano demasiado cariñoso. Estaba un poco confuso aún después de haberle soltado pero no lo dió a relucir, sino por el contrario, se lo tragó y lo guardó como un secreto más.

-Estás conmigo, dísfrutalo. -aseguró con un tono de voz un poco más ligera, divertida, fingió encontrarse tranquilo sólo para que no se diera cuenta de nada. Después de todo era un secreto.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Ago 19, 2011 4:28 pm

-Conociéndote obviamente no- le respondí riendo divertido al ver su incredulidad por haber hecho yo tal pregunta, mantuve la sonrisa sincera mientras caminábamos por el lugar, completamente despreocupados o por lo menos en su mayor parte y dedicándonos simplemente a disfrutar del día.

Miré a las personas que caminaban distraídamente pero que de vez en vez paraban su camino o detenían su vista en nosotros, en su mayoría chicas que nos miraban con muy poca discreción lo cual en parte me molestaba bastante pues como buen hermano, o esa creía era mi justificación, no quería que mirasen a mi Onii-san de esa forma llegando al punto en que algunas e incluso algunos lo desvestían con la mirada cosa que no me estaba agradando ni en lo más mínimo, resoplé molesto y deje prestar atención a la gente.

-Hey si no me estoy quejando- le reclamé cuando una vez más su voz logró capturar mi atención –Mmm… déjame pensar ¿Quién puede ser? ah ya un chico medio maniático que me encontré a la entrada de la escuela y que al parecer no….- mi frase se vio completamente cortada al sentir su abrazo y beso, me quedé quieto ¿Y ahora? ¿Qué había pasado? claro no era que me hubiese molestado, era tan solo que había sido algo tan inusual, tan afectivo, sentí de inmediato todas las miradas sobre nosotros y vi por un segundo la confusión en los ojos de Reiji seguida de su disculpa ¿Por qué se disculpaba?–No hay problema- mencioné en un murmuro ocultando mi sonrojo y me ahorré todas mis preguntas no quería incomodarlo.

Le sonreí mirando sus ojos en los cuales ya no había rastro aparente de la confusión, así que ocultando mi propio nerviosismo, el revoltijo de emociones y pensamientos que se estaba acumulando en mi interior, me dispuse a seguir caminando a su lado –Tonto eso ya lo hago- dije con voz segura pero sin mirarlo, no me atrevía ¿Por qué? bueno simplemente era algo aun no sabía -¿Cómo fue que diste con este lugar?- pregunté quizá pateticamente, después de todo era un centro comercial pero solo buscaba con secreto desespero romper el horrible e incomodo silencio que se había formado entre ambos.




(Aaaah hasta ahorita es que la escuela me esta enloqueciendo @.@ )
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Ago 19, 2011 10:04 pm

Se alegró un poquito cuando se lo reafirmó. Bien, al parecer no era del todo un mal anfitrión, un mal compañero. Poco después se creó un silencio sin embargo, el menor, ese pequeño de ojos rojos le atinó a una pregunta a la cual se encontraba gustoso responder: -Hmmmm... si tan sólo pudiera recordarlo. -mintió y sintió que estaba mal no decir la verdad por lo que se corrigió al instante- Mentira. Suelo "perderme a propósito". Encuentras nuevas cosas, lugares, personas... -enfatizó esa palabra mirándolo con media sonrisa pronunciandose en sus labios y unos latidos acelerándose vagamente dentro de su pecho lo comprobaron.

-Aunque realmente no fue la gran cosa. Es decir, estamos en una Plaza, se ve desde lejos, Shinn... ¿o será que tu pequeña altura no te deja ver lo suficiente? -puso su mano en el cabello de éste y lo despeinó un poco; acompañó su gesto con una risita, absolutamente divertido y (por ahora) tranquilo, incluso con la intención de hacerle ver que todo estaba bien y que no tendría porqué preocuparse.

Se calló un momento después de su típica broma/burla. Y cuando menos se dió cuenta ya estaban frente a la tienda donde vendían los zapatos. Bien. No quería reparar mucho en el acto, tenía prisa ahora por lo que sólo le indicó lo siguiente: -Pruebate unos zapatos, si te gustan, los compraré; y va de mi parte. -sacó de su bolsillo una tarjeta de debito color gris, la cual brillaba con la luz blanca del pequeño local. -No me vayas a extrañar mucho.- Una sonrisa suya fue lo último que se vió antes de que lo dejara momentáneamente solo.

Por su parte, hizo lo mismo que le había indicado, ya no quería perder tiempo, pues tenía hambre, quería llegar al restaurant y bueno... es que en ese lugar a ésta hora (7 pm o más) el ambiente es totalmente diferente al de en la mañana.

[Sipi, ntp T__T igual yo he andado trabajando y ya el lunes entro -____- joer, pero te está llendo bien?]
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Ago 21, 2011 5:14 pm

Así que él también solía perderse apropósito, bueno era algo bastante entretenido como él mismo decía te daba la oportunidad de conocer muchas cosas nuevas y aunque no fuera así el simple hecho de tomarte un tiempo y observar a las personas y a tu alrededor era algo que me resultaba extraña y sumamente fascinante, era casi increíble la cantidad de cosas que podrías llegar a saber o que te podrían pasar.

Sonreí de medio lado, si, había sido una pregunta algo estúpida pero ¿Tenia que burlarse de mi altura? o peor ¿tenía que jactarse de ser más alto que yo? posé mi vista en él y le di un golpe en su hombro demostrándole una juguetona molestia para enseguida ponerme de puntillas y tratar en vano de despeinarlo –El problema es que tu eres demasiado grande- mencioné con fingida queja y molestia al tiempo que miraba la tienda frente a nosotros.

Mire los zapatos una vez dentro y asentí a sus palabras aunque no muy conforme con la idea de que él los pagara, ya lo había hecho por los trajes, o eso creía, y no me tenía muy grato que se repitiera tal acción y no, no me molestaba que Reiji estuviera costeando lo de nuestra salida, o bueno quizá sí, pero no de una mala forma era algo bastante difícil de explicar, aun así no me dio tiempo de comentar el asunto ya que una vez más mi joven compañero se había alejado.

Sin más reparos recorrí rápidamente con mi vista todo el lugar, estaba consciente de lo que quería, unos zapatos negros con costuras inglesas en los laterales y con cordones pero sin más adornos o diseños exagerados encima, no del todo “clásicos” como dirían algunos pero no por eso menos elegantes y además bastante cómodos, en cuanto un encargado hubo encontrado el par de mi agrado y de mi numero, me dispuse a probármelos.

Miré en el espejo que tal se veía en conjunto todo, tanto zapatos como traje quedando del todo satisfecho con el resultado ya que me a pesar de usar un taje clásico y formal los zapatos y mi desordenado cabello reducían un poco el efecto pero sin llegar a perderlo o ser vulgar, todo estaba en perfecto y sutil equilibrio, sonreí e informe que iba llevarlos puestos, el encargado asintió con la cabeza y se llevó mi anterior calzado a las cajas en donde esperaría para cobrarme mientras me acercaba a Reiji.




(Que maaaal -________- pues si voy bien aunque mis profesores creen que solo llevo su asignatura y me dejan tarea para mil siglos x_x espero que tengas más suerte tu xD)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Ago 22, 2011 9:56 pm

Hice lo mío por mi parte, no quise tardarme en escoger zapatos, simplemente busqué unos negros que tuvieran la punta fina y que su vista no fuera opaca sino por el contrario, tendrían que relucir aunque fuera un poco. En fin, encontré mi talla y según yo me veía completamente bien así que me dirigí rápidamente a la caja, y con la tarjeta que le hube enseñado antes me dispuse a pagar.

De nuevo, y sin remedio, lo ví acercarse... se me cayó la tarjeta de las manos y el cajero la atrapó. Si pudiera haber visto mi rostro... estaba sorprendido. Sí. Bastante sorprendido. Tenía otro aire, sin duda... y éste aire, oh, le hacía lucir demasiado sexy. Sinceramente, una parte de mí quizó abalanzarsele sólo que no lo hice porque estoy comprometido, sin embargo, eso no quita el hecho de que se veía sexy (Y deseable para mi mente pervertida).

Relamí mis labios antes de hablarle, asintiéndo levemente con la cabeza, mirándolo de abajo hacia arriba y visceversa: -Heeeey~ Me encanta. Te ves... (perfecto) muy bien. -Y por su puesto no dije esa palabra, pero lo pensé, lo sé.

Dirigí mi atención, de nuevo, al vendedor quien hizo su trabajo correctamente, y yo, sin fijarme en el precio le dí las gracias por todo, y con nuestros "viejos" zapatos en las bolsas, así como nuestros horribles uniformes. Tomé de la mano a Shinn como sin preocupación alguna y nos retiramos con la misma velocidad con la que entramos.


[e___e joer, mejor demándalos... y naah :S o sea está relax lo mío pero ps :S ya no es el mismo relajo u.u]
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Ago 29, 2011 1:20 pm

Sentí de inmediato su mirada sobre, recorriéndome, me sonrojé y oculté mi nerviosismo -¿Pasa algo?- le pregunté con genuina inocencia como si hubiera algo malo con mi persona y mi atuendo, pero al oír sus palabras me sentí de inmediato tranquilo y esbocé una sonrisa cálida y sencilla.

Observé como el cajero se cobraba ambos pares de zapatos sin ningún contratiempo mirando a su vez a Reiji que se veía bastante guapo, seductor e incluso algo misterioso, me sorprendía ver tantas cosas juntas de manera tan sublime en una sola persona. Tomé las bolsa en la que estaban mis zapatos anteriores y casi al instante me deje jalar por Reiji fuera de la tienda murmurando un gracias a los vendedores que se despedían con una sonrisa de nosotros.

Me dedique una vez más a caminar a su lado, difrutando del momento, de nuestra cercanía, de nuestras manos juntas y de la gran felicidad que sentia y que no había experimentado en tanto tiempo que creía haberlo olvidado, pero tambien me dediqué a ignorar las miradas –De seguro cualquier chica enloquecería si tan solo te acercaras a preguntarle la hora- dije jugando con la situación, buscando claro ocultar y reducir un poco la molestia que me causaba –Y espero que al menos me dejes pagar la cena ya has gastado mucho en mi-



(jajaja xD naah no llega a tanto pero de una seria reclamación no se salvaron xDDDDD)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Ago 29, 2011 8:54 pm

Mi pecho se sintió calientito cuando pronunció esas palabras que yo percibí como una broma, quizá muy en el fondo quería que fuera verdad, pero no, no soy lo suficientemente atractivo y se lo hago saber: -No, mejor dicho se enloquecerían por ver a dos chicos como nosotros besandose. ¿No crees? Digo, tú... tú te ves muy guapo, Shinn, debo darte el crédito. -giré unos grados el rostro y con una sonrisa de lado se lo confirmo.

-Y por ese tema, no pienses que dudo de tu economía, no, en lo absoluto. Es sólo que... realmente daría todo mi dinero si con eso pudiera tenerte a mi lado para siempre. Ahora sé que eres una persona en la que puedo confiar plenamente. -y eso para mí era mucho, pero estaba siendo sincero. En verdad daría todo mi dinero (así como parte de mi vida) por su bienestar, e incluso por un deseo tan egoísta como el tenerlo a mi lado hasta que mi vida la consuma el fuego o los gusanos, cualquiera que sea mi cruel destino.

-Por eso mismo... yo voy a pagar todo y no quiero que rechistes más. Tu simple compañía me hace muy bien. -hablé como si tuvieramos años de conocernos, como si hubiera vivido con él millones de peligros, de situaciones, incluso peleando hombro a hombro y llorando juntos por algún desamor. Joder.. probablemente éste chico sería el único al que le confiaría mi vida 100%. Y aún era muy ingenuo (o parecía serlo) para conocer los secretos que mi mente oculta.

Viré todo mi cuerpo hacia su dirección y con todo y las bolsas estorbosas lo estreché entre mis brazos, sintiendo apenas el calor de su piel por debajo de la ropa. Lo abracé como si eso fue lo único que necesitara en ése momento (aún si era feliz...) y murmuré unas palabras a su oído, por intimidad, por secreto de amigos: -sólo no me dejes nunca...

Mostrándome más cariñoso y débil de lo normal... eso es Reiji, empiezas a ser un humano.


[¬¬ voy a demandar a los de tu escuela, T_T yo que te lo extraño así bien masivo y ellos que te dejan un jodelón de tarea T___T]
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 02, 2011 12:10 pm

Me sonrojé algo avergonzado cuando la imagen de ambos besándonos ahí en la plaza con un montonal de chicas alborotadas mirándonos llegó a mi mente, acaricié mis labios distraído y después negué con la cabeza –Vamos no digas tonterías- le reproché al tiempo que le daba un golpe en el hombro.

Sonreí ante sus siguientes palabras ¿Cómo no hacerlo? ¿Cómo evitar sonreír y sentirse feliz? Siempre me había negado a crear lazos estrechos con las personas tanto por su seguridad como por la mía, pero ¿Cómo negarse al sentimiento de dicha que invadía al estar con Reiji? e incluso gozar de ser ligeramente engreído, de jactarme un poco de tener la plena confianza del otro y claro no sin recompensa ya que yo confiaba en él de la misma manera, no dudaría en dejar mi vida en sus manos ni de defender la suya si fuera necesario.

Seguí atendiendo a sus palabras y suspiré tranquilamente, de cierta manera ambos compartíamos los mismos sentimientos, desde la primera vez había sido así y eso aunque en parecían estúpido o increíble era algo que ninguno de los dos podía negar y quizá ni comprender del todo –Bien ya entendí- le dije divertido –Y a pesar de todo debo admitir que tu loca compañía me hace sentir bien, me hace sentir vivo- confesé cerrando los ojos dejando que esa cálida sensación se extendiera lentamente por todo mi ser.

Pronto me vi rodeado por unos fuertes brazos, abrí los ojos -¿Reiji?- pregunté ligeramente confundido por el abrazo pero enseguida me calmé y correspondí como pude el abrazo pues a decir las bolsas eran algo estorbosas –Nunca te dejaré- murmuré al igual que él en una muy suave voz confortable pero firme y segura –No importa lo que pase siempre me tendrás- agregué en una especie de callado juramento y aprovechando que se estábamos cerca le di un delicado beso en la mejilla, una acción tan sutil que no fue vista por nadie de los que probablemente nos observaban, que solo fue única y especialmente para él.

Me alejé un poco pero sin romper el abrazo y le dedique una mirada seria pero alegre –No lo dudes..... nunca- mencioné y me separé completamente para tomarlo de la mano y asi seguir nuestro camino
.


(Jajajaja xD que linda yo tambien extraño asi mucho pasarme por aqui T__T pero espero hacerlo más seguido)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 02, 2011 7:21 pm

Guardé silencio un momento. Necesitaba que mi cerebro procesara todo lo que acababa de ocurrir. En serio... necesitaba de ese tiempo para diluir y tener todo como juramento, como promesa, incluso como pacto. Sería que daríamos nuestras vidas el uno por el otro pues realmente entendíamos lo que el oficio nos había encargado y que de una u otra forma, nos llevó a vivir situaciones similares.

Ésto era verdaderamente algo que jamás desearía olvidar. Ahh... Shinn era uno de esos amigos que siempre quise tener, que incluso podría llamar hermano... joder, si estuvieramos en otra situación probablemente formaríamos una banda, o estaríamos jugando video juegos, o tal vez yo viviría la mayor parte en su casa... no sé... son cosas que supongo hacen los adolescentes normales. Pero nosotros no éramos dos personas así... indudablemente no lo éramos y había cierta magia y ajuste en ésto.

Shinn era fascinante ante mis ojos, y yo no podía ocultarlo por más que quisiera. Era un ser muy querido para mí, por todo: sus sonrisas, sus rubores de cuando estaba enojado, sus elocuencias, e incluso por su amabilidad. Sí. A pesar de que antes me confesó que había sido entrenado para lastimar o defender a la gente (ahora no recuerdo bien), él sonreía. Me sonreía a mí. Y me besaba en la mejilla... ah, qué inocente eres, pequeño Shinn.

En fin... dejé que él me guiara a la salida de la plaza con su mano sujetando la mía. Me sorprendí un poco de que pudiera cargar todo eso sin ningún problema, sumándole que tenía un peso extra: mi mano.

Joder. Ya se nos había hecho tarde. El cielo ya estaba oscureciendo; ya ni siquiera se veían los rayitos del sol cuando atardece, ya no había matices rojos ni naranjas... ahora sólo empezaban a verse unos tenues morados aunados a unos azules profundos. Sí... era la noche. Mi parte preferida del día.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Mar Sep 13, 2011 12:18 pm

Finalmente llegamos a la salida y al lugar en donde había dejado la motocicleta la cual rodeé lentamente buscando un compartimiento especial que tenia para guardar cosas (armas anteriormente) y metí en tal sitio nuestras bolsas con uniformes y zapatos para después cerrarlo y asegurarlo –Listo ahí no se perderán aunque lo desees- bromeé pues sabía que Reiji poco le simpatizaban nuestras anteriores prendas.

Me recargué en la motocicleta un poco mirando con algo ternura a mi compañero –supongo que conducirás de nuevo- mencione tranquilo -¿o tienes algún otro plan sobre como volver?- cuestioné después de pensármelo por algunos momentos ya que como había aprendido durante las últimas horas en compañía del chico, él estaba lleno de sorpresas, cosas inesperadas y quizá peligrosamente divertidas así que simplemente y por este día dejaría que el mandara, al menos mínimamente, nuestros siguientes pasos a seguir



(perdona lo cortito respondo desde la escuela a mitad de mi clase de Filosofia xDDD)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Miér Sep 14, 2011 9:05 pm

[don't worry, it happens to us all ^^ aunque ;W; sería bueno que te pasaras más seguido ;W; tengo ganas de coserte muahaha y ;W; tmb Reiji extraña muchísimo a Shinn uwu]

-¡Claro! ¿Todavía preguntas? No quiero verme otra vez como niño regañado abrazando tu espalda mientras conduces, ése papel es tuyo sin duda. -bromeé. Me estaba empezando a gustar ésto de usar motocicleta y pues, había que aprovechar y agradecer la amabilidad de mi amigo ¿no? -Vámonos pues. -tuve ganas de despeinarle pero así se veía increíblemente bien por lo que me preocupé un poco por el viento... ¿lo desalinearía? ¿y a mí? Ah... debería de dejar de preocuparme por cosas tan triviales ¿no es así?

Rápidamente me subí a la moto y esperé a que Shinn hiciera lo mismo. Entonces arranqué y di partida de inicio a nuestro camino de vuelta al restaurante. Sin embargo, ésta vez me tomé mi tiempo, estaba disfrutando de los primeros minutos de la noche a su lado y sin poder resistirlo, me reí. Me reí fuerte y claro. Estaba feliz. Demasiado feliz.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Jue Sep 15, 2011 12:51 pm

-¡Vaya que amable que eres!- dije sarcásticamente para después sonreír y mirarlo subir a la motocicleta lo cual hacia que resaltara el atractivo que le daba el daba el traje pues le dama cierto toqué de rebeldía que no le iba para nada mala a la personalidad del chico, lo observé embobado por un par de minutos y después negué con la cabeza, tenía que controlar urgentemente esa manera de quedarme mirándolo.

Me subí a la moto y rodeé, ahora con más seguridad, la cintura del otro con mis brazos, apegando mi cuerpo al de él hasta encontrar una posición cómoda y podría decirse que también segura. Sentí como el motor fue encendido con un suave pero firme rugido para enseguida dar marcha cediendo sin ningún problema ante la conducción de Reiji.

Cerré los ojos complacido del momento, de los momentos que ambos estábamos compartiendo, de la brisa fresca de la noche y obviamente de la cantidad de emociones que sentía, que disfrutaba y que comenzaba a creer no cambiaría por nada, o bueno quizá solamente por tener la oportunidad de pasar a lado de Reiji en muchas, muchas ocasiones.

Su potente risa invadió mis oídos, sorprendiéndome por la naturalidad con la que el otro lo hacía, se divertía al parecer sin importarle nada más que el ahora y lo que estaba sucediendo justo en este instante, me sujeté a su cintura solamente con un brazo para así poder alzar el otro en señal de triunfo y gritar con alegría y emoción contenida demostrando que me sentía igual de dichoso que mi compañero.



(jajajajaja siiii hace tiempo que no lo haces ya se extraña [?] xDD Ni que lo digas Shinn tambien extraña a Reiji no tiene quien lo emborrache ni lo ponga todo rojito u.u)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 16, 2011 1:47 am

[;W; y que lo digas... -se la cose por si acaso se le olvida (?)- hahaha y síii uwu por eso lo amará más :3]

Ahhh... su brazo me rodeó y con el otro me siguió en la diversión, en la emoción, en el goze que estaba sintiendo tan de repente. Shinn era increíble. Y de nuevo sentía que debía vomitar sentimientos que apenas estaba entendiendo (aunque debo de confesar que me voy a sujetar a ellos hasta el último aliento). -Shinn... ¡¡gracias!! -grité euforico mientras ladeaba un poco el rostro, no preocupándome por lo que estaba frente de mí. Esa era mi adrenalina, en cualquier instante podríamos chocar y moriríamos por el impacto pero yo... realmente no me importaría, le acababa de decir lo que sentía.

Ese chico sin dudarlo era como un hermano menor, como un compañero y al mismo tiempo era el tipo de persona que me encanta, que me fascina y que me atrae sin problema alguno. Si tan sólo lo hubiera conociedo unos días antes probablemente hoy día sería mi pareja.. o al menos lo acosaría con intensidad hasta que se rindiera ante mí y me aceptara. Shinn me provoca muchas cosas y no hay forma de que pueda negarme ante tal presencia.

Pero en fin... regresé mi mirada hacia enfrente mientras conducía la motocicleta de mi compañero. Habíamos tenido suerte de no chocar contra nada y eso me dió el visto bueno así que aceleré considerablemente. La velocidad... ah... es demasiado excitante tener el viento en contra del rostro a una velocidad increíble. -Shinn... ésto de verdad es genial. -le dije refiriéndome a su transporte, y al mismo tiempo a la situación por la que pasabamos.

Pero ahhh... por acelerar así... no duró mucho tiempo el camino de vuelta. En unos minutos ya estabamos cerquísima del restaurante. Su tan característico letrero se vislumbraba a muchos metros, sobretodo en la perfecta oscuridad por la noche. Me sentí un poco decepcionado, ojalá el lugar estuviera más lejos... ojalá hubiera durado más el camino pero quizá no se puede obtener todo en ésta vida por lo que uno debe de amar y aceptar lo que se le brinda en el momento y por si no entienden a que me refiero les daré una pista: Shinn.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Jue Sep 22, 2011 8:23 pm

Reí divertido negando con la cabeza un poco a pesar que el otro no me veía ¿La razón de negar? simple, Reiji no tenía nada que agradecerme, no lo sentía así ya que todo lo hacía a su lado me resultaba sumamente satisfactorio, si, incluso ir a velocidades extremas tentando a la muerte, si lo pensaba más bien era todo lo contrario, yo le agradecía el compartir su tiempo y su vida conmigo como ninguna persona antes lo había hecho, o quizá era un equilibrio ambos estábamos agradecidos mutuamente ya que sabíamos que siempre podíamos compartir incluso horas de silencio en los que las palabras no importan o no son suficientes y simplemente basta con sentir la compañía, la cercanía del otro, no dejaba de sorprenderme como era que ambos nos entendiamos tan bien.

Me sonrojé un poco al tiempo que volvía a rodear su cintura firmemente con ambos brazos, me encantaba la cercanía de nuestros cuerpos en ese gesto probablemente común y sin importancia para muchos pero que para mí… para mí era importante y mucho, más de lo que imaginaba y eso en parte me asustaba, obvio ¿Cómo no sentirse intimidado? sentir tal apego a una persona podía resultar peligroso.

Sonreí y apreté ligeramente la cintura de mi compañero impulsándome para poder levantarme un poco de mi asiento para poder alcanzar el oído de Reiji y hablarle sin necesidad de gritar –Quizá te deje usarla sin supervisión- le dije divertido recordando que al principio el vehículo no había sido de mucho agrado para él, pero claro una cosa era conducir y otra muy, muy diferente ir de “pasajero”. Me reacomodé en mi asiento mientras notaba no sin cierta pesadumbre que habíamos llegado a nuestro destino ¿Por qué el tiempo volaba cuando se sentía tanta felicidad? algo cruel pero sin remedio, en la vida los mejores momentos, los de mayor satisfacción y dicha pasan generalmente rápido ¡Lo que muchos no daríamos por poder alargar o detener el tiempo en tales situaciones!

Una vez que nos detuvimos bajé de la motocicleta de un salto y me sacudí un poco ajustando mis ropas las cuales a pesar de la gran velocidad no se habían desalineado mucho, pasé mis dedos por mi cabello dejándolo desordenadamente ordenado y miré a Reiji –Listo de nuevo- le dije sonriéndole coquetamente, sin darme cuenta de ello ni pretenderlo, y esperando a que se separara del vehículo.


( owo *Cosida* jajajajaja xD aaw si que se extrañaba eso xD)
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 23, 2011 9:46 pm

Sus palabras de "permiso garantizado" (si se me permite llamarle así) resonaron en mi cabeza un rato, es decir, estaba agradecido, demasiado, pero... yo podría aprovecharme de eso, ¿si estaba consciende, no? ...si era así, estaba sorprendido de tal cosa.

Ya aparcada la moto, con Shinn abajo y yo sin un camino más por recorrer, decidí apagar el motor del transporte. Retiré las llaves y bajé de ella al mismo tiempo; luego se las entregué a su propio dueño y procedí a arreglar mis ropas por igual. Di unas palmaditas y volvió a estar listo. Entonces una pasada de mis dedos entre mi cabello hizo que se arreglara de nuevo, según yo.

Voltée a ver a Shinn y sólo sonreí por sus palabras y el tono aunado a ellas; me acerqué dando unos pasos que resonaron en el piso por el nuevo calzado, rodeé sus hombros con mi brazo derecho, apegándolo a mí con familiaridad, sin ninguna razón. Ví su rostro escasos segundos y luego me separé de él para empezar a caminar hacia la entrada del Restaurante/Bar.

Una vez en la entrada, apenas compartí unas palabras con el Host (Era uno diferente al que vimos antes, pero era igual de amable) y pronto le indiqué a mi acompañante que le seguiriamos, pues el caballero nos mostraría nuestra nueva estancia. -Ven, vamos. -Había impaciencia oculta en mis palabras, sin duda.

Caminamos por un pasillo que mi mente reconoció, se encontraba iluminado con unas muy tenues luces y formaban sombras extraordinarias cuando pasabamos, incluso el sonido del calzado sobre el fino piso me encantaba. Sí, ésto era espectácular, era como si me sintiera en casa...

El Host del restaurante se detuvo casi al final del pasillo y con un gesto muy particular nos indicó que entraramos a "una habitación" donde a simple vista se vislumbraba una mesa para dos situada en el centro, junto con un adorno en ella, y las cartas del menú complementando. Me adentré primero y me senté en uno de las sillas comodísimas a mi parecer. Esperé a que Shinn me siguiera pero mientras me perdía en el hecho de que había música acompañándonos, y era.... oh... era especial. No sabía como describirla; lo único que puedo decir es que estaba en un tono bajo para no resultar desagradable, y tenía el poder de relajarte inmediatamente.

El Host dijo: -En un momento viene un mesero a pedirles la orden, por favor siéntanse con la libertad de disfrutar nuestro menú y por supuesto nuestros licores. Y de nuevo, bienvenidos.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Miér Sep 28, 2011 11:16 pm

Miré sonriendo, con algo de bobería a decir verdad, como el joven frente a mi reacomodaba sus ropas y su cabello con parsimonia, quedando una vez más igual de refinado que antes, si es que acaso en algún momento su elegancia se había perdido, para enseguida sentir su gesto de rodearme con su brazo al cual definitivamente ya me había acostumbrado y podría decirse incluso que se había vuelto algo tan cotidiano casi como una necesidad, fue un momento corto pero placentero.

Presté atención a su caminar con al dirección bar y di un suspiro, vaya si que me estaba comportando completamente extraño, ¿Sonrisas sinceras? ¿Suspiros? ¿Ceder el manejo de mi motocicleta? era como si yo no fuera yo o ¿acaso estaba dando a relucir una parte de mí que ya había olvidado? era raro que después de tantos años aparentando ser algo ahora con tan solo algunas horas de compañía con un humano tanto esfuerzo quedara casi deshecho, ya lo había dicho muchas veces pero es que ¡No lo entendía! y odiaba no entenderlo así como también odiaba complicarme la vida yo solo deteniéndome a pensar cosas sin valor en momentos de importancia. Reiji me llamó una vez más y yo dando un largo suspiro y con un repentino toque de resignación en mi expresión que no supe explicar me dispuse a seguirlo de nuevo con la sonrisa marcada en labios al notar su voz impaciente.

-Calma ya voy el lugar no se irá corriendo- dije riendo cálidamente mientras caminabamos por aquel ligeramente extenso pasillo, me entretuve un poco mirando las sombras que se formaban dejando que aquel ambiente me invadiera despacio y sutil, que llenara mi cabeza de pensamientos y recuerdos, mis labios se curvaron un poco, lo cierto era que extrañaba ciertas cosas de mi anterior vida, la sensación de caminar por un pasillo así era una de ellas.

Entramos a la habitación que nos mostró aquel hombre la cual era simplemente exquisita, un sutil balance entre lo elegante y lo simple, en una palabra perfecta. Cerré los escuchando la suave música que acompañaba el ambiente y tras algunos segundos continué mi caminar para sentarme en la silla restante la cual se acopló a mi espalda de una forma sumamente agradable, las palabras del host me regresaron a la realidad, reí en mi interior, debía alejarme de los licores; miré al hombre y le agradecí con la mirada antes de que se retirara dejándonos solos.

-Cuando no creo que puedas sorprenderme más sales con algo nuevo- comenté a Reiji con una voz tranquila y amable pero sin dejar de lado ese toque juguetón, recargué mis codos en la mesa cruzando los dedos de mis manos para apoyar mi mentón ellos y así cerrar una vez más los ojos con una bella sonrisa en mi rostro mientras me balanceaba suavemente al ritmo de la música sintiéndome completamente relajado y a gusto.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Jue Sep 29, 2011 10:36 pm

Observé y estudié con el bendito sentido de la mirada a mi acompañante: primero le había "agradecido" al host y en ésto parecía haberse "despertado" de su pequeño sueñito mental, entonces luego vino a comentarme que yo le sorprendía cada vez, y sí, quise pensar que me decía algo como "me gusta estar contigo porque me sorprendes". ¿Qué tipo de mente la nuestra, no, que sólo escucha lo que le conviene y lo que le gusta oír? ...no necesito respuesta, estoy seguro de que así es por lo que no hay inconveniente si pensé eso.

El hecho de que él disfrute la música me hace a mí... ¿cómo describirlo? ...Se dibuja una sonrisa amplia en mi rostro y sin poder evitarlo hasta mis dientes se muestran para no dejar solos a mis labios sino para hacerles esa bella compañía y producir así una imagen tan extraña en mí. Me pregunto en qué momento dejé de sonreír así, en qué momento dejé de disfrutar la vida con alguien más... Lo único de lo que ahora era consciente, pues, es que Shinn me estaba trayendo a "la vida" de nuevo. Y joder, era extraordinaria.

Me acomodé muy bien sobre el respaldo de la silla y dejé de observarle momentáneamente para tomar la carta que contenía todo el menú disponible. Busqué algo que me conviniera, que me gustara, que me tuviera satisfecho mientras tanto quize empezar una plática para, digamos, no sentirme tan solo y escuchar la voz de una persona que quiero (qué necesidades tan absurdas tiene el humano...): -Ésta vez no vas a tomar alcohol ¿verdad? No quisieras verme encima tuyo, te lo aseguro. -no pude aguantarme la risa y la dejé salir libre; continué: -Me aprovecharía de tí esta vez, sin duda alguna. -miré por encima de la carta el rostro de Shinn y me quedé encantado... ah! cómo me provocaba decirle verdades con tono humorístico. Quizá esas "bromas" sean las mejores que puedo hacer. -Pero regresando a n-u-e-s-t-r-a cena.. ¿qué tienes pensado ordenar? -regresé la mirada a la carta pero esa sonrisa entre burlona y coqueta no quiso huir de mi rostro.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 30, 2011 12:15 am

No abrí los ojos ni borré la sonrisa de mi rostro, sabía que el otro me estaba mirando, sentía claramente sus ojos posados en mi aunque no pudiera notar su expresión, mi sonrisa se hizo aun más ancha y dejé que mi mente se perdiera en la música por algunos segundos más, sin pensar nada ni preocuparme, tan solo concentrándome en mi presente, en el instante maravilloso que estaba viviendo y que jamás iba repetirse.

Respiré tranquilo y abrí mis ojos justo cuando la mirada de mi acompañante se perdía detrás la carta, opté por hacer lo mismo leyendo el menú que era diferente al de la primera vez pero igual de variado además que ahora había una sección un poco más amplia de licores, supuse que por la hora, después de todo las cenas o mejor dicho la noche se daba más para disfrutarse bebiendo algo “más fuerte”. Me sonrojé un poco y agradecí que la carta cubriera parte de mi rostro ocultándome un poco, aunque en el fondo estaba consciente de que Reiji sabría que me había sonrojado aun sin la necesidad de verme.

-No tienes tanta suerte- respondí con un leve toque de molestia y fingida indignación aunque por sobretodo con una aire de diversión siguiendo aquel jugueteo entre ambos, mirándolo por encima de la carta con aun un leve tono rosado en las mejillas, mi atención se centro de nuevo en elegir un platillo de la carta y no puede evitar reír por el tono utilizado por el chico.

Tomé un momentos antes de responderle, leyendo y releyendo el menú sin poder decirdirme hasta que encontré algo que me llenó de satisfacción -Creo que esta vez optaré por algo ligero ya que planeo consentirme con un postre- dije con una amplia sonrisa ya que mis ojos, que adquirieron incluso un sutil brillo de emoción, se posaron en la parte de la carta que daba nota de los deliciosos dulces que sin duda resultarían ser el cierre perfecto para la cena, levanté mi mirada hacia él -¿Qué hay de ti? ¿Ya sabes con que saciaras tu feroz apetito? porque para tu mala suerte yo no estoy en el menú- bromeé con un ligero toque de travesura que no usaba con nadie y mucho menos de forma tan abierta.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 30, 2011 1:10 am

-Ah, eres un tacaño. -repliqué inmediatamente. Sentía que mis bromas ya no surtían el mismo efecto y para mi mala suerte, como mencionó, me las estaba regresando con doble dolor. Era injusto, éste mocoso se las estaba jugando conmigo y eso no me gustaba por lo que decidí provocarle con otra cosa aprovechándome de sus palabras: -Quiero a un Shinn con la camisa entreabierta y la corbata flojísima, con el rostro sonrojado pidiéndome, entre jadeos, que lama el chocolate de su cuello y que coma la fresa con todo y sus labios. -sonreí de medio lado, mostrando el cinismo en mis palabras; si eso no lo hacía sonrojarse o molestarse no sé que lo haría.

Dejé la carta en la mesa y me incliné hacia enfrente mientras recargaba los codos en la mesa y a su vez entrelazaba los dedos de mis manos, como si fuera un master mind decidido a conquistar el mundo [XDDD]; continué con mi pequeño discurso: -O quien sabe, podría dejar de lado la comida y empezar con un poco de licor; haría que ese Shinn tomara un poco y lo bebería de sus labios, o mejor aún, le bañaría con ese líquido y lo secaría y degustaría con mi lengua... -dí un pequeño suspiro y terminé haciendo un mohín porque: -...quién sabe. Quizá no se tiene todo en ésta vida, ¿no es así?

De momento me quedé pensando el porqué le decía todo ello. ¿Sería todavía por esa provocación? ¿pero de qué me serviría? ...Usualmente no decía esas cosas tan "vulgares" para unos, así nada más. Repetiré por mucho tiempo que no soy un hombre de palabras, sino de acciones. Así que precisamente por eso se me hacía tan extraño, tan raro... e incluso tan peculiar estarle diciendo esas cosas. Yo podría lastimarlo y eso era lo que menos quería.

Volví a dar un suspiro y dejé que la música se apropiara de mis oídos mientras retomaba la carta y seguía leyendo los mismos platillos que hacía hace unos minutos. Seguía sin decidirme, sólo estaba perdiendo el tiempo y mi estómago... éste pobre se moría de hambre
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 30, 2011 1:42 pm

Lo miré atónito, más que sorprendido y ahora si con molestia, con el ceño un poco fruncido y el rostro sumamente sonrojado, incluyendo también mis orejas que se pusieron un poco rojas de la punta -¡Reiji!- le grité controlando a duras penas el impulso de lanzarle la carta en la cabeza, resoplé buscando calmarme un poco ¿Por qué él siempre sabia como darle vuelta a la situación? no lo sabía pero parecía que no iba a poder ganarle tan fácilmente… un momento ¿Ganarle?, esto ya se había vuelto una pequeña y secreta competición de provocaciones entre ambos, en la cual al parecer yo llevaba las de perder ya que el otro y su brillante poder para abochornarme parecía impasable.

Su gesto, ligeramente orgulloso y soberbio, solo logró molestarme un poco más, aparté la carta y refunfuñe mirándolo mal mientras seguía con su discurso el cual se hacía imagen en mi mente, maldije un poco a mi imaginación al tiempo en que creía que mi rostro no podía estar más sonrojado –Deja de decir cosas tan vergonzosas- le reclamé poniéndome de pie sintiéndome repentinamente molesto cosa que me sorprendió ya que a lo largo del día no me había sentido así, lo miré directamente a los ojos, evitando a toda costa perderme en su mirada y tratando de percibir en ellos algo ¿Arrepentimiento? no claro que no buscaba algo como eso, mi molestia no llegaba a tanto, pero entonces ¿Qué buscaba? o más bien que era lo esperaba ver en su mirar y que no podía encontrar, porque después de todo engañar a la mente no es tan realizable a pesar de que la mente puede engañarte a ti con facilidad .

Retomé mi asiento levemente –No, no se puede tenerlo todo- mencioné en voz sumamente baja pensando esas palabras, algo crueles pero ciertas, negué con la cabeza, no, no podía dejar que mi ánimo bajase solo por unas simples bromas, porque eso eran ¿No? simples e inocentes jugueteos entre ambos sin valor alguno ¿Verdad? entonces porque no lo creía.

Reí un poco y eliminé esos pensamientos, retomando mi mirada de siempre y con algo de desaprobación que dirigí al chico.-Vamos eso no te llenaria- dije y desvié la mirada haciendo algo similar a un puchero para esconder mi sonrojo –Y como ya te lo había dicho onii~san- mencioné recalcando esa palabra y mirándolo con media sonrisa –no te será fácil ni si quiera en tu pequeña y retorcida mentecita- dije riendo con algo ternura e infantilidad –Mmm creo que pediré el salmón a la plancha con verduras a la mantequilla- respondí finalmente a su primera pregunta.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Sep 30, 2011 5:55 pm

Me sonreí ampliamente. Logré que mis palabras le afectaran justo como deseaba, ese color rojizo estaba presente en sus mejillas, en su rostro e incluso en sus orejas. Me deleité con su vista, con lo que percibía de su rostro. Y pude sentir un pequeño sobresalto en el corazón; era presa de la felicidad tan efímera que producía una provocación.

Pero... también ocurrió algo que no me gustó para nada. Ví a Shinn levantarse y pensé que mis estúpidas bromas habían funcionado como predije: le hube lastimado.

Ya estaba pensando en una disculpa cuando de pronto volvió a sentarse, entonces pude dar un suspiro de alivio. Él no me abandonaría. Pero en esos escasos segundos recapacité. No debería de hacerle pasar un mal rato, después de todo éramos amigos y de las cosas que menos deseaba era estar mal con él por palabras dichas con mal gusto. Debía disculparme de alguna forma... pero de mientras...

-Entonces... yo quiero unos Medallones de Solomillo con... ésta salsa. -dije lo primero que leí y por tanto ni siquiera sabía que había ordenado pero en fin... lo hice para cortar ese sentimiento de culpa y a la vez de inconformidad.

Dejé la carta en la mesa y me acomodé sobre el asiento, recargando por completo la espalda; intenté ser juguete de la música, quise que me relajara, quise que se disolviera lo que había dicho anteriormente pero algo me trajo a la realidad (a mí y a Shinn, quiero pensar).

Los pasos de un tercero estaban sonando un poco lejos pero al cabo de los segundos se hicieron más fuertes; como consecuente tuvimos al mesero en la entrada, éste se acercó primero a Shinn y preguntó con total educación qué era lo que deseaba. Luego vino hacia a mí. Y por supuesto, antes de que se retirara para proseguir con su tarea le guiñé el ojo, esperaba que entendiera ésto: quería un whisky, fuerte, deseaba brindar (aunque fuera solo) por el hecho de que no me encontraría solo nunca más, ahora tenía un amigo y... y.. lo protegería con mi vida de ser necesario.

...Nos volvimos a quedar solos.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Mar Oct 04, 2011 1:24 pm

Reí con ganas al notar el completo desinterés e incluso un toque de prisa en el pedido de Reiji, esos pequeños momentos en que actuaba sin pensarlo o nerviosamente eran de las cosas que me agradaban de él, estaba casi seguro que había dicho lo primero que le leyó de carta, negué con la cabeza un poco y seguí deleitándome con la música notando de inmediato y sin inmutarme los pasos firmes y constantes que se acercaban para finalmente dar paso al mesero que interrumpió de manera sutil el ambiente entre ambos para pedir la orden, los medallones, el salmón y claro para terminar un delicioso trozo de pastel de chocolate blanco y obscuro, noté que mi amigo le guiñaba el ojo al mesero el cual pareció captar algo de lo cual no estaba seguro pero tenía una muy fuerte corazonada.

Nos quedamos solos, de nuevo y en un silencio interrumpido simplemente por la música –Ya sé como me pagaras lo que me has hecho durante todo el día- le comente a Reiji mirándolo con una sonrisa algo traviesa, recordando una de nuestras platicas durante el día, bueno lo cierto es que no me tenía que pagar nada solo era un muy leve e inocente desquite, me levanté de mi asiento con tranquilidad apartando la silla y mirando el espacio que estaba a nuestra disposición era perfecto no tendríamos ningún problema, me acerque a Reiji y extendí una de mis manos hacia él

-Baila conmigo- le dije firme mirándolo no sin cierto toque de diversión, no estaba muy seguro de si el otro iba a negarse o no pero lo cierto era que todo o casi todo estaba de mi lado, teníamos suficiente espacio, estábamos solos e incluso la música parecía ponerse a mi favor cambiando a una melodía perfecta para ser bailada, quizá no por dos hombres pero si que era agradable y llevaba buen ritmo ni muy lenta ni muy rápida, algo así como una mezcla de jazz y blues… mmm no sabía cómo describirlo el punto era que se adecuaba al momento.

-Y no es una petición- agregué con una sonrisa –Si te niegas me molestaré mucho contigo- finalicé usando un poquito de chantaje para tratar que lo otro aceptara, tenía que hacerlo, a pesar de que fuese una idea algo rara, empezando por el hecho de que yo no tenía ni la más mínima de idea de cómo bailar.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Mar Oct 04, 2011 6:23 pm

Arquée una ceja e incluso apreté un poco los dientes. ¿Qué demonios me estaba pidiendo? ¿Qué bailara con él? ¿...qué clase de persona me creía?

Ahhh pero se me adelantó. -Así que me chantajeas, ¿no es cierto? qué bonita forma de pedir las cosas. -y en mi mente añadí el "pequeño amigo mío alias comida de ballena ó sease krill." Pero bien, ya no podía negarme.

Dí un pequeño suspiro y me levanté del asiento con la misma calma que había observado de mi compañero. Tomé la mano que me era extendida y supuse que Shinn sabría bailar por lo que yo no tendría que hacer mucho aunque vamos, la idea de moverlo a mi antojo, como si fuera una mujer me estaba viniendo a la mente. Totalmente perverso, sí. -Entonces bailemos... pero tienes que apegarte a mí así que... -tomé su mano derecha con mi izquierda y apenas entrelacé mis dedos con los suyos como incentivo, no deseaba que se alejara de mí (digo, porque seguro se sonrojaría, se arrepentiría y se volvería a sentar --así actuaba Shinn). Aproveché mis extremidades pues y con mi derecha lo atraje por su cintura (demasiado delgada) hacia mí (¿qué acaso no sabía lo que era comer?) pudiendo sentir la tela del traje que recien le había obligado a adquirir.

-Lo siento... creo que después de todo no puedo dejarte las riendas sueltas. -susurré para que quedara como secreto para él y para mí. Le sonreí tranquilo, apenas mostrando ésta forma de mi rostro; moví lentamente mi cadera y esperé a que él me siguiera en el paso, es decir, sólo así no se perdería ¿no? -Te ves encantadoramente lindo cuando estás entre mis brazos... -se me salió decirle tal cosa, joder... aunque tampoco era como un pecado decirle aquello a mi amigo ¿no? ...No respondan.
Sé que hago mal al decirle ésto y aún así no puedo dejar de quererle como le quiero.

Apegué un poco más mi cadera a la suya, rozando mi cuerpo contra el suyo... era mío; me pertenecía por 3 minutos que duraba la canción si acaso... -Intenta moverte al ritmo de la música. -no era súper lenta, pero tampoco era tan rápida, como dije, simplemente tenía ese tonito que te embriaga por completo, y sinceramente culparé a ésta creación pues pareciera que fueramos una pareja y no precisamente de amigos o de hermanos o de alguna cosa así. Lo sé. Lo sé y nadie puede negármelo. La culpa es de la música... ésta tiene la culpa de que ahora yo tenga ganas de...
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Miér Oct 05, 2011 10:06 pm

Me encantó la expresión de Reiji, de sorpresa de incredulidad, justo como la había imaginado y también como era de suponerse, él sabia que lo estaba chantajeando por lo cual sonreí aun más al saberme triunfador por primera vez… o por lo menos hasta que caí en la cuenta de que lo había obligado aceptar y que yo tenía dos pies izquierdos, me maldije un poco mentalmente, como siempre yo y mis brillantes ideas impulsivas.

Traté de retractarme, mi mente comenzó a idealizar un pequeño plan que se fue a la basura cuando sus dedos se entrelazaron ligeramente con los míos mientras me indicaba que debía apegarme a él, me sonrojé con furia y desvié mi mirada al sentir su mano rodear mi cintura apegándome a su cuerpo dejándome completamente sin salida, había olvidado el detalle de que al ser yo el de menor estatura, debido más bien a que él era excesivamente alto... obviamente, tendría que interpretar un rol algo más… ¿Femenino? punto menos a mi favor, comenzaba a darme cuenta que mi pequeña “Venganza” podría resultar ser al final una ventaja para mi acompañante que de momento parecía estar pasándosela de lo lindo con la situación.

Bien ya no podía estar en una realidad más comprometedora, no sabía bailar y estaba siendo sujetado por un chico… atractivo, si, tenía que admitirlo Reiji era atractivo y a decir verdad mucho, mi cuerpo tembló del nerviosismo, por dios parecía una mocosa de 15 años en su primer baile o algo así, bueno… no era una quinceañera, eso me quedaba claro pero el primer baile….

Me moví torpemente buscando seguirlo lo mejor que podía –Lo… lo siento- murmuré por lo bajo con algo de infantil timidez como de quien espera ser regañado, ahora intentaba al menos no pisarlo mirando mis pies y los suyos mientras nos movíamos al ritmo de la música, hasta que sus palabras me hicieron mirarlo directamente a los ojos arrancándome un nuevo sonrojo que parecía unirse al anterior para ponerse en mi contra ¿Qué me veía lindo entre sus brazos? era algo tan… tan… tan cariñoso, mi mente se alocó por algunos segundos mandando la orden de decirle, o por poco más gritarle, que me encantaba estar entre sus brazos pero controlé el impulso, por prudencia, por decencia, por estupidez incluso pero de mis labios no salió ninguna palabra que confirmara lo que mi mirar, mi cuerpo y mi sonrisa demostraban, no lo decía pero estaba claro.

Un nuevo escalofrío recorrió mi cuerpo al sentirme aun mas pegado a él, su mano asiéndome de la cintura con firmeza, con algo de posesión como si por ese mínimo instante quedara en secreto que ambos nos pertenecíamos, de alguna u otra forma, gracias a esos escasos minutos de sutil unión melódica; asentí con la cabeza y me dejé llevar por la música y por el chico muy lentamente hasta lograr acoplarme cómodamente a ambos, le sonreí con ternura y suma felicidad a Reiji, aun bailando con algo de torpeza pero confiando en su guía y en sus pasos mejorando poco a poco y aunque probablemente mi siguiente acción no iba a ser correcta, me recargué un poco en su pecho, disfrutando aunque fuese por un efímero instante de ese apego y de esa felicidad.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Jue Oct 06, 2011 5:37 pm

Quizá yo no sea la mejor persona, lo sé... lo sé con suma seguridad pero Shinn... éste mocoso me hace querer serlo; me brinda la felicidad suficiente como para pensar que si yo cambiara mi actitud, mi forma de pensar, incluso mi vestimenta, mi look... todo de mí... si yo cambiara... tal vez sería alguien que él pudiese aceptar como amigo; en resúmen: sería el amigo que valiera la pena.

A veces me preocupo tanto por él y por mí y por Mik... no.. él no tiene nada que ver en ésto ¿no? Shinn es Shinn. Yo soy yo. Y lo único que tenemos en común es nuestro pasado tan terrible, tan doloroso e incluso tan poco convencional. Entonces ¿por qué será que no dejo de preguntarme qué hago ahora? ¿Qué demonios estoy haciendo para merecerlo? ¿Darle aventuras, comprarle cosas y provocándole sonrojos e incluso enfados? ¿...qué otra cosa podría ser sino felicidad? ...puramente dulce y efímera felicidad. Esa era la clave. Eso era lo que nos retenía juntos, lo que nos mantenía unidos como sea que fuere nuestra relación.

Shinn me hacía feliz con su mera presencia. Era fascinante... -Adoro como te mueves bajo mi mano... -murmuré sin ninguna doble intención. No podía evitarlo, las palabras continuaban saliendo de mi boca y me resultaba increíblemente díficil poder reservarmelas. -Ahh... -me sentí encantadísimo cuando recargó su cabeza en mi pecho y yo... me dió un poco de vergüenza y mi corazón se aceleró un poquitín. Sólo esperaba que no se diera cuenta de ésto o me dejaría muy mal lugar pues se supone que los sonrojos y vergüenzas vienen de parte suya, no de la mía. Tragué saliva para tranquilizarme, para "hacerme a la idea".

Estaba "danzando" con él muy lentamente cuando de pronto recaí en el instinto, en el lugar que jamás he podido abandonar pese a los miles de intentos: -¿Por qué me haces ésto más díficil de lo que puedo aguantar, Shinn? -me separé tan sólo un poco y tomé su rostro con la mano que antes sostenía la suya. Incliné apenas mi rostro y le miré fijo. Me estaba deleitando con sus mejillas teñidas de rojo y pude jurar que éstas palpitaban debajo de mi tacto. Me perdí por unos instantes en el color de sus ojos y comencé, instintivamente, a acortar la distancia de su rostro al mío -...debes de alejarte antes de que yo te... -susurré aquella frase sin terminar; se podría percibir como una maldita advertencia que me pasaba a joder pero si bonito; dentro de mí estaba al tanto de que debía de hacerle caso. Esperaba que entendiera que tendría que soltarse de mis agarres y tomar asiento de nuevo porque yo sólo podía pensar en una cosa.

Me daba miedo que no se diera cuenta, que no me detuviera, que no se sentara de nuevo. Estaba aterrorizado porque yo me encontraba siendo la presa de mis instintos, de la música, del momento... estaba deseoso de que sus labios fueran míos solamente.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Oct 09, 2011 1:11 pm

Suspiré con tranquilidad mientras nos movíamos al ritmo de la música, se sentía tan agradable estar así entre sus brazos y recargado en su pecho que me tomé la libertad de cerrar los ojos e imaginar que no iba a desaparecer, quise engañarme por tan solo un momento de que iba perdurar así, de que esto iba repetirse en múltiples ocasiones, grabé perfectamente en mi memoria el instante, la sensación, dispuesto a no olvidarla jamás.

Sonreí por sus palabras aun sin abrir los ojos descubriendo que yo no era el único que estaba cómodo con la situación, sentí su corazón acelerarse levemente ¿Lo había imaginado acaso? mi buena percepción me decía que no, quise apartarme para mirar su expresión pero no lo hice, sentí que no era necesario así que me limité a asentir con la cabeza –A mi me encanta que me guíes- dije en un muy suave murmullo mezclado con un nuevo suspiro de tranquilidad el cual se vio repentinamente cortado por su siguiente comentario, lo miré con algo de temor y con gran confusión ¿Había acaso hecho algo mal? ¿Lo había incomodado? ¿Difícil?, mis mejillas se sonrojaron solo con el sutil tacto de sus dedos, mis ojos no se apartaron de los suyos mientras sentía como se inclinaba hacia a mí, su respiración cálida chocando con la mía, sabía lo que iba a suceder, deseaba que pasara, casi cada fibra de mi ser y de mi mente deseaban con un fervor casi insoportable que sucediera, que se acortara por completo esa distancia.

Empezaba a cerrar los ojos, aguardando, inclinándome incluso un poco, queriendo dejarme llevar hasta que sus palabras inundaron mis sentidos, su susurro que me pedía alejarme y no lo hubiera hecho de no ser por la duda, el miedo que podía notarse en esas palabras entremezclado con algo de deseo, me asusté, lo que hacíamos ¿Era correcto? yo traté de convencerme de que si, quise mandar al diablo todo, actuar impulsivamente como siempre lo hacía pero, el miedo en la voz del otro la casi secreta suplica de que me apartara no permitieron hacerlo, algo no estaba bien, sentía que él deseaba hacerlo pero había algo que se lo impedía ¿Pero qué cosa era? la respuesta cayó en mi mente como un balde de agua helada y una punzada en mi pecho detuvo mi corazón por un instante, puse las manos en el pecho de Reiji apartándolo suavemente de mi.

-Debemos parar- fueron mis palabras susurrantes y con un ligero toque de dolor en ellas, si, dolía y mucho, hacer lo correcto no siempre era lo más fácil.

Era algo estúpido ¿no? querer aferrarse a algo con tanta fuerza con el único propósito de olvidar los problemas por un instante, de disfrutar de la felicidad, de estar con alguien solo por querer hacerlo, porque yo quería estar con Reiji no me importaba ni el porqué, ni como, ni cuándo, ni dónde, solo quería estar con él y estaba seguro que aunque pudiera volver al pasado y borrar algunas cosas o cambiarlas, dejaría todo así con tal de que no cambiara nunca el hecho de haberlo conocido. Me encantaba lo que ambos teníamos, nuestra extraña relación de jugueteos e insinuaciones, nuestra tan reciente, estrecha y fuerte amistad que no quería perderlo, me hacía tan feliz, tan estúpida y malditamente feliz que iba a aferrarme con uñas y dientes a eso, así fuera simple, tonto y doloroso iba a hacerlo.

Bajé la mirada al suelo sin atreverme a devolvérsela –Es demasiado debemos parar- repetí sujetando la tela de su traje con fuerza ente mis manos, buscando encontrar calma en mi interior, poner algo de orden entre el sentimiento de permanecer ahí y el de querer salir corriendo, me sentía débil y estúpido pero lo oculté a la perfección y tras unos momentos aparté mis manos de su pecho y levante la vista hacia él con la sonrisa que había aprendido a formar desde hacía mucho tiempo.

-Estamos a mano- le dije y con lentitud regresé a mi asiento, aun un poco sumido en una especie de sueño que no lograba comprender.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Oct 09, 2011 6:00 pm

[;___; hasta ganas de medieron de llorar con ese post T___T]

Somos y no somos.

¿Cómo es que llegamos a ésto? ¿cómo es que dejé que las cosas se rompieran a tal grado de sentirme culpable y a la vez lastimado? Pero oh, señores, eso no se puede. O se es el matón o se es la víctima. También podrían verlo como "o matas, o mueres" o como el vulgar "sé comido, o come". Sea como sea soy un maldito y no puedo evitarlo. Por eso ahora me siento... ¿mal? ...sí, me siento mal porque acabo de lastimar mayormente a quien ahora es mi mejor amigo. Le lastimé y es obvio.

Sinceramente odié que se apartara de mí, y al mismo tiempo me alivió que hiciera caso de mi "consejo" o de mi casi súplica. Joder yo había tenido absoluta culpa. Shinn... ese pequeño... no podía soportar ver su dolor pero tampoco podía decirle "ven, estemos juntos y vivamos felices por siempre". No. No estabamos en una película romántica donde los protagonistas sólo ven lo bello y hermoso del romance, o de una amistad, o de cualquier relación.

No. La realidad es cruel y amargamente irónica.

Mientras soy la pareja de un hombre por demás maravilloso, fascinante, amoroso... mientras yo estoy con un hombre que me comprende y me acepta y me quiere por lo que conoce de mí... yo vengo aquí a provocar a mi amigo, a hacermele con insinuaciones, a lastimarlo con mis actos, con mis palabras.

¿Por qué será que lastimamos a quienes más queremos? ...aún si lo hacemos sin intención, les lastimamos. Qué maldita y perra es la vida.

Me quedé unos segundos allí, parado, viendo como Shinn se iba a sentar y luego me sonreía... qué mentira. ¿Cómo puede sonreír si por dentro se siente mal? Lo sé. Estoy completamente seguro de eso pues yo también ponía esa sonrisa para fingir, para ocultar mi dolor y para que nadie me preguntase qué tenía. No, lo hacía para que no me voltearan a ver cuando tenía ganas de llorar y de morir despues.

Sin embargo, me siento en el lugar que me corresponde por decisión propia y me recargo de lleno en el mobiliario como si con ello pudiese borrar mi existencia. Cierro los ojos y hablo con una voz muy baja, casi imperceptible: -No, no estamos a mano. Te debo aún otra cosa. -abrí los ojos para percibir la luz y los colores de la habitación donde nos encontrábamos.

-Shinn, yo... -fuí interrumplido por una voz tranquila y serena. Ni siquiera me había dado cuenta de que el mesero ya estaba presente junto con una botella que antes le hube pedido. ¿Había pasado tanto tiempo o fue mi imaginación? Si no mal recordaba no habían sido ni 5 minutos pero...

-Aquí está su bebida señor. -abrió la botella frente a mí y colocó en la mesa un vasito con hielos. Procedió a llenarla con el líquido y luego se dirigió a mi acompañante: -¿Usted desea un poco? -tanto yo como el mesero esperabamos su respuesta. ¿Nuestro último acto le daría partida para querer embriagarse?
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Dom Oct 09, 2011 8:37 pm

(Aaaw es que estuvo todo sentimental)

Cerré los ojos ya en mi asiento, estaba ligeramente mareado, era como sentir mariposas en el estomago pero a la vez lo contrario, algo como un vacio, suspiré larga y pesadamente mientras lograba que mi corazón retomara su ritmo o que al menos comenzara a latir nuevamente pues sentía como si estuviese en shock o algo similar ¿Acaso eso podía pasar sin morirse? tal parecía que si o al menos eso era lo que yo sentía, y deseaba con todo mi ser esa sensación pasara pronto o no sabía que tanto iba a poder resistirme.

Un nuevo suspiro, un par de segundos más de calma, la sonrisa no desapareció de mis labios a pesar de todo aunque no podía comprender si estaba acostumbrado al dolor porque ahora parecía ser mucho más fuerte y no solo por mí, lo que menos quería era victimizarme, era en parte por Reiji, me sentía fatal por haberlo incomodado, haberlo hecho pasar un mal un rato comportándome de una manera tan infantil, tan débil, debía aceptarlo ¿No?, sinceramente ¿Estábamos ambos seguros de lo que sentíamos y queríamos? en parte si y en parte no, él no quería hacerlo y yo no tenía porque forzarlo, es más tampoco deseaba que lo hiciera si después esa acción pudiera causar dolor a alguien más o que él podía incluso arrepentirse, si, separarme había sido lo mejor.

Es curioso como cuando crees que el dolor, o los malos momentos son solo producto de un sueño algo simplemente aparece y te da un golpe en el estomago recordándote que la vida no es perfecta, obviamente, cruel pero cierto, esa clase de experiencias eran parte de cada ser, todos o al menos la gran mayoría las debía experimentar al menos una vez, después de todo la vida es una toda aventura ¿no? y a decir verdad la idea de tener una vida “Feliz y perfecta” empezaba a resultarme un asco.

Lo miré aun con esa sonrisa, engañarse era mucho más fácil, siempre había sido así y aunque sabia que debía enfrentar las cosas, justo ahora no quería hacerlo, al menos no durante la cena, no quería mostrar más debilidad de la que ya había mostrado, sabía que Reiji podía ver a través de mi sonrisa pero aun así quería arriesgarme.

-¿Enserio? ¿Y qué me debes?- pregunté con total tranquilidad utilizando el tono de siempre y mirándolo alegremente sin embargo fuimos interrumpidos por el camarero que apareció a nuestro lado con la respectiva bebida, algo que me sobresaltó un poco pues por algunos momentos sentí que el tiempo se había detenido o que no había sido tanto, el hombre se dispuso a servir la bebida para enseguida ofrecerme, miré la botella del licor y reí un poco –No muchas gracias- respondí finalmente había aprendido que embriagarse a veces solo servía para incrementar las malas sensaciones –Pero si pudiera traerme una cerveza sin alcohol sería perfecto- agregué después de un momento.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Oct 10, 2011 5:58 pm

"Tú sabes que te debo" pensé al instante de que me formuló esa pregunta. No lo hice porque no estabamos solos así que mejor opté por guardarme la respuesta.

Entonces pasó algo que no hizo más que sacarme una risita de burla, sí, ¿cómo se atrevía a pedir cerveza sin alcohol? Es como si pidieras alguna salsa sin picante, un refresco sin gas, no sé.. algo que simplemente no va. Yo me tapé la boca con una mano mientras reía bajito y le miraba.

El mesero habló, siendo de nuevo amable: -Lo siento, Señor, pero ahora sólo servimos cualquier tipo de whisky... ¿o quiere algún vodka? ¿brandi? ...dísculpennos de ante mano. -éste se agachó un poco para acompañar sus palabras de disculpa por parte de él y del restaurante.

Yo le hice tercero, o segundo, como sea: -Un poco de whisky no creo que le haga daño... -miré al mesero y le mostré una sonrisa amplia, como si no me sucediera nada, como si no me sintiera lo suficientemente culpable ya; continué: -¿No es así, hermano? -enfaticé ésta última palabra para que no diera sospechas de nada, para que adoptara el papel que le estaba encomendando. Yo comprendía por completo que ésta era una tarea díficil de cumplir, pero esperaba que actuara según le figuré para que el personal no diera cuenta de lo que antes hubimos o no hecho. Era nuestro pequeño secreto para bien o para mal.

El mesero seguía esperando por su respuesta, y yo también. Sólo que la diferencia entre el personal y yo era una: yo le estaba mirando fijamente y mantenía una media sonrisa en mi rostro.

Si con ésto pudiese tranquilizarlo... rogaba porque así fuera.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Oct 10, 2011 7:14 pm

Genial como si no me sintiera lo suficientemente estúpido tenía que pasar algo como eso, podía notar claramente y sin necesidad de verlo que el otro estaba a punto de sufrir un ataque de risa, cosa que logro pasar mi estado de ánimo a uno completamente molesto y para mi mala o bendita suerte, a este punto ya no lo sabía, mis mejillas se tiñeron de un rojo intenso, inhale profundamente tratando de ignorar olímpicamente a mi compañero y centrar mi atención en el amable mesero al cual no estaba seguro de haberle causado gracia o ternura.

Escuché a Reiji mas no lo miré mientras pensaba que hacer, bien podría pedir alguna otra bebida pero aun no me convencía de que fuera lo correcto, en verdad quería estar en mis cinco sentidos aunque definitivamente las ideas impulsivas y los deseos de mandar todo al diablo estaban ganando terreno en mi cabeza, baje un poco la mirada en una expresión tierna y algo desinteresada para después mirar a mi acompañante –Onii~san sabes que el whisky no me gusta- le dije en un tono de reproche digno de un hermano menor y enseguida le sonreí cálidamente, metiéndome de nuevo en mi papel comprendiendo a la perfección las intenciones del otro para evitar causarnos problemas innecesarios.

-Pero… una vez probé un vino- comente después llevando a mi mentón un par de dedos en una expresión pensativa como si estuviese recordando aquel momento –Era algo delicioso supongo que media copa no me hará daño- finalicé con una sonrisa dirigida hacia al mesero dando a entender mi respuesta, el hombre asintió con un “enseguida” y se retiro nuevamente dándonos un respiro.

-Si te atreves a burlarte Onii~san- murmuré recalcando al igual que él la palabra –Este tenedor terminara clavado en una zona de tu cuerpo que te resultara bastante dolorosa- amenacé levantando dicho objeto, aun con las mejillas sonrojadas y con el ceño levemente fruncido.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Lun Oct 10, 2011 8:56 pm

El mesero, tan bueno como era, nos dejó completamente solos... de nuevo.

Me atreveré a decir que Shinn se olvidó por unos segundos sobre lo que tanto le había lascerado. De alguna forma me sentía feliz, sí, posiblemente también aliviado. No sé... ahora que lo pienso sinceramente ¿qué fue lo que sentí en ese entonces?

-No me va el masoquismo si esa era tu pregunta. -reí por lo bajo, le volteaba su "amenaza" de alguna forma. Seguro todo volvería a la normalidad en cuestión de segundos por lo que decidí preguntarle algo que me rondó en la cabeza de un momento a otro: -Así que... ¿ya has tomado vino? esa expresión tuya me hizo pensarlo -me confesé.

-¿Fue en alguna ocasión especial? -me ví interesado en su respuesta, y al menos, y me encontraba pues en un vago intento por recuperar algo de su bienestar, de su confort, de una sonrisa honesta. Acomodé mi chaqueta y recargué los codos en la mesa, uniendo y entrelazando los dedos de mi mano mientras el torso lo inclinaba hacia enfrente con tal de relajarme un poco.

La música, pese a que ahora era diferente, seguía siendo tranquila. Entonces súbitamente reconocí la letra de ésta melodía. Sí. Yo la conocía y sin poder evitarlo mis labios se movieron y un hilito de voz salió de mi sistema para tararear las palabras que contrastaban el tonito. Cerré los ojos y me dejé guiar por ella. Estaba tan abrumado, tan deleitado y tan hechizado por la voz y la letra que yo recordaba, que me olvidé por un instante de mi compañante. Me sumí en la música.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Jue Oct 13, 2011 6:24 pm

-¿Masoquismo?- murmuré por lo bajito pues su respuesta me había tomado por sorpresa y justo segundos después cuando mi mente proceso tal información mi sonrojó aumentó, como siempre sucedía con él, y lo miré de muy mala manera quizá y solo quizá si las miradas matasen el pobre ya estaría tieso o hecho polvo, jajaja no, seamos realistas, así las miradas mataran yo nunca podría matarlo a él.

-Eres un completo pervertido- le dije y le arrojé una de las delicadas servilletas de tela que estaban dispuestas pulcramente sobre la mesa, ahora estaba completamente convencido de que nuestra relación era algo más que una amistad común, a decir verdad era algo sumamente extraño, después de todo como era posible que después de lo sucedido hacia algunos momentos comenzáramos a tratarnos con naturalidad, como si nada hubiera pasado, ¿Era acaso que ninguno de los dos quería hablar del tema? ¿Qué queríamos evadirlo? o simplemente era que nos llevábamos lo suficientemente bien como para olvidarlo, mmm…. era algo complicado de descifrar, probablemente una mezcla de ambos casos pero al menos estos momentos de “normalidad” entre ambos resultaban acogedores casi como un salvavidas después de una tormenta en pleno mar abierto.

Sonreí con sinceridad ante su pregunta, al menos por breve momento para después suspirar, recordando aquella peculiar ocasión en la que había consumido tal bebida, la única con la que no me emborrachaba al primer trago con el segundo…. bueno eso dependía, lo miré acomodarse y yo hice lo mismo, recargándome en el asiento y cruzando mis brazos a la altura de mi pecho sumido levemente en ese túmulo de recuerdos, o mejor dicho en el recuerdo único de aquel momento, que estaba tan nítido en mi memoria como si hubiera sucedido apenas algunas horas, pero no, eso era imposible.

-Si- respondí finalmente –Fue un momento… una cena algo similar a esta solo que con motivos muy diferentes- comenté con una sonrisa para sin poderlo evitar reír momentos después, como siempre esa vez yo andaba metido en algún lio, incluso sin saberlo.

Me percaté entonces de una voz, un suave murmullo que no provenía de mis labios ni de alguien acercándose, no, era de Reiji quien mantenía los ojos cerrados, cosa que no había notado antes, y que tarareaba sumido en su propio mundo una letra que acompañaba a la perfección la melodía, me mantuve quieto y apenas atreviéndome a respirar con tal de no interrumpirlo, era un gesto tan peculiar, algo natural, como su risa hace algunos momentos en la motocicleta, de nuevo algo no esperaba de él y que me agradaba de cierta forma, suspire calladamente preguntándome de nuevo que estaba sucediendo y como venia estado haciendo durante las últimas horas alejé la respuesta y esa preocupación y me quedé así, en silencio y sin moverme solamente mirándolo y escuchándolo con una fascinación casi mágica.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Jue Oct 13, 2011 8:14 pm

Sin darme cuenta ya estaba cantando en un tono súmamente bajo la letra de ésta bellísima canción: -I don't want nobody else but you, 'cause no one makes me feel the way that you do... -dejé mis dedos libres porque de verdad me estaba metiendo en la tonada, en la letra, en la atmósfera aunada por el sentimiento que me provocaba poder recordar algo tan simple y a la vez tan lleno de recuerdos.

Reí bajísimo, casi imperceptible, mientras estaba una tonada sin la hermosa compañía de las letras. Recargué mi torso una vez más en el respaldo de mi asiento y mi pie súbitamente comenzó a moverse al ritmo aunque no era como si Shinn o alguien más pudiese verlo, simplemente deseo comentarlo pues los sutiles soniditos que el calzado produce junto con el suelo son magníficos. -Now I see you just cant handle, handle my lifestyle. -chasquée mis dedos conforme iban dándose las ilimitadas pausas, dándome lugar para continuar con un tono más arriba, más sonoro pero no molesto: -You say I'm do damn crazy, You say I'm to damn wild... You gotta understand this is just the way I live, baby what you see is exactly what you get~ -moví los hombros y cuando estuvo el "puente" donde se cambiaba la voz y la melodía a un ritmo más rápido... abrí los ojos lentamente sintiendo el cambio de luz en ellos; formé una sonrisa amplísima en mi rostro, ahora me sentía bien. No, me sentía mucho mejor que bien. Asentí levemente con la cabeza mientras ésta pieza desvanecía junto con mi pesar y daba paso a mi alivio, a mi tan efímera felicidad producto de mi convivencia con mi nuevo y más querido amigo (hasta ahora).

Continué con el movimiento de mi pie mas aminoré el movimiento de mi torso, de mi diafragma, estuve calmo por unos segundos y cuando vino una parte que me encantó levanté el índice indicandole implicitamente que escuchara lo que dijera, que prestara atención pues para mí era algo importante y quisiera que lo supiese aunque no fuesen mis palabras, sino más bien un artista cantando desde el fondo de su corazón, con sus sentimientos envueltos, con su vida de por medio, con su cariño para el público o para la persona a quien le hubiese dedicado esa pista de menos de 4 minutos.

Canté la última parte mirándolo a los ojos, profundizandome en su rostro, en sus facciones, intentando vagamente perderme en su vida, en su juventud: -I don't want nobody else but you 'cause no one makes me feel the way that you do. -guiñé un ojo y mostré esa sonrisa de total agrado pues me había otorgado la oportunidad de cantar al conjunto y aunque nuestras voces fueran totalmente diferentes estaba segurísimo de que la mía no se oía para nada mal si no todo lo contrario. Además ese ritmo me había despertado maravillosamente. ¿Cómo es que algo tan simple, he de repetir, puede hacernos tan feliz? ¿Cómo es que algo tan maravillosamente creado puede hacernos recordar tantísimas cosas con tan sólo unos minutos? ¿Será que debemos de escuchar mucho más? ¿Será que deberíamos de percibir nuestro alrededor, tanto personas como entorno y naturaleza con los 5 sentidos?

Sin embargo ahora me pregunto ¿cómo es que llego a preguntarme todo ésto? ¿Qué no se suponía que yo era un asesino... que deseaba morir? ¿...por qué? ¿por qué éste repentino deseo de vivir me embriaga y me obliga a aferrarme a algo posiblemente inexistente, sin forma?
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   Vie Oct 14, 2011 1:48 pm

Lo seguí mirando mientras una sonrisa sincera se iba formando en mi rostro, de nuevo era un momento perfecto, único e irrepetible, por tan solo algunos segundos cerré los ojos, dejándome llevar por la música y por la voz de Reiji que era sutil, perfectamente entonada y casi hipnótica, ya había una cosa más que me agradaba de él, escucharlo cantar y no solo por que lo hiciera bien o afinadamente, sino también porque se podía notar el sentimiento que implicaba, se notaba que esa canción no era una simple y cualquiera para cantar, no, había algo más, como si esa melodía le recordara algo, se notaba en su cantar, en sus expresiones e incluso en mi piel levemente erizada por la emoción del sentimiento transmitido a través de sus palabras.

Abrí mis ojos aliviándome un poco de que mi acompañante mantuviera los suyos aun cerrados, aun concentrado en la música, llevando el ritmo con sus dedos y subiendo el tono de su voz de una forma sumamente agradable, recargué mi codo en la mesa para así poder apoyar sobre la palma de mi mano mi mejilla para estar más cómodo, observándolo con una sonrisa algo boba mientras que más preguntas llegaron a mi mente ¿Por qué era lindo? ¿Por qué me sentía tan feliz? ¿Por qué él estaba feliz? porque lo estaba ¿No? se podía notar en sus facciones, en las de ambos ¿Cómo era posible que una canción pudiera lograr tantas cosas? más increíble aun que alguien pudiera transmitirte tal cantidad de sensación en tan solo algunos minutos, era algo tan fascinante que sentía mi pecho invadido de una sensación confusamente cálida, agradable, llegué a creer, a sentir que todos mis problemas y penas desaparecían dejando simplemente un sentimiento de bienestar, ¿Era a causa de Reiji? ¿De la música?, era de ambos, eran las dos cosas las que me encantaban, la melodía entremezclada con la ligera pero firme voz de mi acompañante provocaban un tenue escalofrío en mi piel.

Finalmente nuestros ojos volvieron a encontrarse, le sonreí con sinceridad, con alegría y con cariño y una vez más me reacomodé en mi asiento, la melodía iba cediendo muy lentamente, entreabrí mis labios para mencionar algo, una felicitación, o algo no sabía qué pero las palabras no salieron de mi garganta pues mis labios fueron sellados al notar el dedo de Reiji levantarse, callé y mis ojos demostraron sorpresa al notar la intensidad con la que los suyos me miraban, clavándose profundamente en mi interior, lo escuché cantar para mí esa parte de la canción, me sonrojé y lo sonreí ampliamente, todo estaría bien entre nosotros lo sabía, no era complicado entenderlo, ambos nos entendíamos, ambos éramos por estos momentos felices y ambos, o eso creía yo, queríamos seguir compartiendo momentos juntos, queríamos vivir por el simple hecho de desearlo, sin importar ni entender por qué.

Dejé que la canción finalizara y fuera sustituida por el silencio, más no uno incomodo, más bien todo lo contrario, me levanté de mi asiento con calma sin mirar a Reiji y casi como si estuviera planeando irme, con mis brazos caídos a mis costados, la mirada baja dejando que mi cabello cubriera parte de mi rostro y mis manos temblando, inhalé profundamente un par de veces buscando control y segundos después avancé casi sin darme cuenta y rodeé a Reiji en un fuerte abrazo.

-Eres el ser más idiota que he conocido- le dije con voz suave recriminante y casi inaudible –y puede que yo también lo sea pero justo ahora no me importa- finalicé con voz a un más baja.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]   

Volver arriba Ir abajo
 
Una comida, una cena.. ¿y una carrera? [priv. Shinn]
Volver arriba 
Página 3 de 4.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente
 Temas similares
-
» Empezando una carrera: Hercules C.F
» Comienza su carrera de Manager
» El Bus Turístico festejó su primer año junto a la Carrera de Mozos y Camareras
» Carrera de mozos por Avenida de Mayo
» La Carrera de la Muerte 2 (2010) Dvdrip Latino [Accion]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Yaoi Love :: Ciudad :: Restaurantes-
Cambiar a: